banner-blog-world-vision
Siete consejos para cuidar de nuestro bienestar emocional durante la pandemia

Siete consejos para cuidar de nuestro bienestar emocional durante la pandemia

Por Raúl Santos

Con el cambio de rutina que ha demando la crisis sanitaria del COVID-19 es normal que haya alteraciones en nuestras emociones e incluso salud física. Sin embargo, hay diversas actividades que podemos realizar en casa para distraernos, conectarnos con la naturaleza y fortalecer el tiempo en familia.

Te compartimos siete formas de cuidar nuestro bienestar emocional

1. Reconocimiento de mi realidad:

Es importante aceptar el contexto que está viviendo nuestro país y el mundo entero, tomando en cuenta que las enfermedades siempre han existido y que en la mayoría de los casos ha existido una cura o métodos de prevención.

Es importante seguir las recomendaciones de médicos especialistas para evitar contagio y/o propagación del virus. Si adoptamos las medidas de seguridad aportaremos al bienestar colectivo.

2. Consumir información confiable:

El uso de las redes sociales incrementa el nivel de estrés en muchas personas, por lo que es recomendable que consumamos información de fuentes confiables y seguras. Es fundamental no creer ni reproducir información no confirmada porque puede alterar el estadio emocional propio y de las personas que lo lean.

Evitar caer en las noticias falsas.

Podemos compartir mensajes de esperanza, música, arte, reportajes sobre temas de la naturaleza, investigaciones sobre descubrimientos arqueológicos, deportes y gastronomía, por ejemplo. Esto nos ayudará a “nivelarnos” emocionalmente y despertar nuestro interés en cosas que fortalecerán nuestros conocimientos.

3. Construir una atmósfera amigable en casa:

Si bien es cierto que la mayoría estamos en casa porque debemos garantizar que nadie se contagie de COVID-19, también es necesario que establezcamos un ambiente armónico con nosotros mismos y la familia.

Si existe un porche o patio en casa, es recomendable que se empiecen nuevos proyectos, como la construcción de un jardín o huerto. Hay que cambiar el esquema de cuarentena. ¿Debo siempre andar en pijama? No, al contrario, es recomendable que cada día que nos levantemos e iniciemos con algo distinto.

Podemos establecer rutinas personales y familiares para combatir el “aburrimiento o estrés” por la cuarentena. Podemos escuchar música alegre, bailar en la sala e invitar a la familia a hacerlo. Arreglarnos como para una 'salidita', ver una película, establecer momentos de inclusión familiar como noches de chistes, cuentos o historias de miedo, acciones que nos ayuden a poder fortalecer nuestras emociones.

4. Fortalecer nuestra espiritualidad:

Ante este contexto, es recomendable iniciar un tiempo de meditación para fortalecer nuestra espiritualidad. Podemos hacerlo leyendo parte de la Santa Biblia, un Salmo, un capítulo completo, escuchar música cristiana y establecer un tiempo de conexión interna.

Definir un momento especial en el día para tener un tiempo devocional personal y/o familiar.

5. Fomentar las conexiones en la distancia:

Podemos usar también las redes sociales para expresarnos y hablar de diversos temas con personas de confianza. Conversar, a través de video llamada con amigos, familiares y colegas. Incluso, utilizar herramientas tecnológicas para hacer llamadas con un grupo de amigos en simultáneo.

6. Ejercitar nuestro cuerpo:

Reconocé cuál es el tipo de ejercicio que más te gusta: pesas, zumba, yoga, etc. y establecé un tiempo en el día para una realizar una sesión de entrenamiento.

Ponete una meta realista y disfruta del ejercicio que seleccionés sin exigirte en exceso. El objetivo es recargar las energías, tener la mente ocupada y fortalecer tus músculos. Al finalizar cada semana de entrenamiento podés darte una recompensa.

7. Tener una dieta saludable y balanceada:

Es importante que identifiquemos los hábitos alimenticios que llevamos día con día. Tenemos que evitar el consumo excesivo de azúcares, grasa, carbohidratos, etc. Estos elementos elevan la probabilidad que sufrir ataques de ansiedad en momentos de crisis.

Es vital incorporar el consumo de frutas, verduras, refrescos naturales y cumplir con un horario de comidas para evitar malestares como gastritis o reflujo, entre otros.

Huerto familiar.

¿Has puesto en práctica alguno de estos consejos? Contanos tu experiencia y compartinos otras actividades que has hecho en casa para cuidar de tu salud emocional.

Estas son algunas actividades que nos ayudarán a trabajar nuestro bienestar emocional ante el nuevo contexto del COVID-19. Lo importante es reconocer que somos capaces de sobresalir en medio de cualquier situación, reinventándonos como individuo y ayudando a otros miembros de nuestro hogar a sentirse seguros y protegidos.

* El autor es Facilitador de Educación de World Vision Nicaragua.

Etiquetas: familias, coronavirus, salud

Dejá tu comentario

Otras historias

Blogs recientes